lunes, 3 de marzo de 2008

Vientos Cruzados

Es uno de los factores más peligrosos a la hora de los aterrizajes. El viento cruzado, muy famoso estos días por el famoso video del 320 de Lufthansa ( incluso más fomoso que este) puede llegar ha ser destructor para el avión. Como podemos observar en el video y en la foto, el avión aquel día toco hasta el suelo con la punta de las alas. Afortunadamente no hubo que lamentar heridos de ningún tipo, aunque de bien seguro que algun ataque de nervios se debieron llevar lo ocupantes del avión.
La máxima velocidad de vientos que un avión ha soportado es dificil de determinar, normalmente en esas situaciones no se trata de un viento consntate, sino de un viento racheado, lateral y que acostumbra a llevar consigo turbulencias asociadas. Lo que si que se sabe que con un viento de entre 20~25 nudos (37~42Km/h), e includo 30 nudos (55 Km/h) han aterrizado aviones, aunque desde luego no es una experiencia muy agradable para el pasaje, y menos aún para los pilotos que ven que el avión hace de todo menos lo que ellos le mandan. Desde luego 30 nudos no es el limite, incluso se dan casos, como este más reciente que los vientos eran racheados de hasta 60nudos (110 km/h) aunque como podéis imaginar no es nada recomendable ni tan siquiera hacer el intento de aterrizar. Por suerte aquel día "sólo" rozo el ala con la pista, un poco más de vietno y se parte el ala y no quiero imaginar las consecuencias. Como afrontar esa situación es muy complicado, porque ya no es cuestión de lo que todos intuimos, trimar (que significa algo así como calibrar) el alerón y adaptar el timón. Con esos vientos aterrizar es, en muchas coasiones, una mezcla de la pericia del piloto y la suerte!

2 comentarios:

Carlos alz366 dijo...

Simplemente no debió aterrizar. Debió irse al alternativo. No puedo entender como el ATC le autorizó a aterrizar en esas condiciones. Y que nadie salga con que a lo mejor llevaba poco combustible, ya que éste se ha de calcular precisamente pensando en estas cosas.

Una temeridad, vaya.

Angel dijo...

Estoy contigo Carlos. La gente alava la pericia del piloto, pero creo que nunca debería haber intentado acercarse al suelo con esos vientos.
Suerte que no paso de un winglet doblado.